Cirugía Refractiva

La cirugía refractiva sirve para corregir patologías como el astigmatismo, hipermetropía, miopía y presbicia; la cuales provocan que percibamos las imágenes de forma distorsionada afectando nuestra visión de cerca y de lejos.


Patologías

Astigmatismo

Es un problema en la curvatura de la córnea que impide el enfoque claro de los objetos cercanos y lejanos. La córnea pierde su forma esférica, adoptando una forma elíptica u ovalada. No se puede prevenir, sólo diagnosticar.

Hipermetropía

Es un defecto de refracción en el enfoque visual. Las imágenes se enfocan, en teoría, por detrás de la retina, y por ello la visión es borrosa, especialmente de cerca. La hipermetropía no se puede prevenir, pero se pueden detectar en sus fases iniciales.

Miopía

Es un error en el enfoque visual, mediante el cual las imágenes se enfocan por delante de la retina y no sobre ella, lo que dificulta la visión de lejos. No hay forma de prevenirla.

Presbicia

Es la disminución de la capacidad de enfoque del ojo que provoca una pérdida de nitidez en la visión cercana. Suele producirse a partir de los 40-45 años.

Tratamiento

Sólo Láser. Sin cuchillas. Seguro y preciso para asegurarte una mejor visión. Este procedimiento utiliza un láser de alta frecuencia, el cual esta diseñado para crear Flaps totalmente personalizados y precisos, de esta forma tenemos una cirugía segura y libre de dolor, gracias al control inteligente, que no genera imperfecciones en la córnea. Esta tecnología permite la corrección de la visión mediante la cirugía con láser de principio a fin. Así, el riesgo de complicación se reduce aún más en comparación con las técnicas anteriores, ya que no se usa el bisturí.

2018 - Oftalmosalud. Todos los Derechos Reservados |