Quemaduras Oculares

Las quemaduras oculares de la superficie del ojo se han dividido de manera clásica en químicas y térmicas, división válida por ser su causa, patogena, el tratamiento y evolución distintas en cada caso. Ambas se presentan como complicaciones secundarias a accidentes familiares, laborales o agresiones intencionadas.

  • ¿Qué lo provoca?
  • ¿Qué hacer?
  • Especialista

Estas quemaduras son, con frecuencia, complicaciones caseras (a menudo por pequeñas explosiones al prender el calentador de gas) y, en ocasiones, explosiones industriales. En la mayoría de los casos son leves e instantáneas y rara vez alcanzan a entrar en contacto con la superficie ocular. Cuando esto sucede, el epitelio corneal se pierde parcial o completamente (por coagulación proteica), dando origen a erosiones superficiales y en quemaduras graves a ulceraciones de tamaño variable. Ya que el contacto con la fuente térmica es instantáneo con frecuencia la conjuntiva bulbar se ve rara vez implicada. Las lesiones, con compresión y cicloplejía, desaparecen con rapidez (24 a 48 h). Es recomendable el uso de antibióticos locales en forma profiláctica.


  • Share this post

Previous Article Síndrome del Ojo Seco
Next Article Pterigion

Comments

Comments are closed.

2018 - Oftalmosalud. Todos los Derechos Reservados |