Con el paso del tiempo, la visión comienza a sufrir cambios. Para algunas personas, estos pueden ser menores y tan solo requerir de un ajuste como por ejemplo, el uso de anteojos para lectura.

No obstante, para otras personas, los problemas de visión que están asociados a la edad, podrían ser más importantes de lo que pensamos, provocando que la visión disminuya y con ello, su calidad de vida.

Por ello, hoy analizaremos varios de los problemas visuales en el adulto mayor y sus tratamientos.

Principales problemas de visión relacionados con la edad

Presbicia

Es el término designado a la pérdida de visión de objetos cercanos causada por la edad. Esto sucede por el endurecimiento del cristalino, lo que dificulta la capacidad de enfocar objetos.

Entre los síntomas principales se encuentran:

  • Dificultad para leer letras pequeñas.
  • Necesidad de más luz para leer.
  • Sostener los materiales de lectura más lejos de los ojos.

Este problema visual suele aparecer a partir de los 40 años. Los tratamientos que existen para la presbicia o vista cansada son el uso de anteojos o lentes de contacto, y la cirugía.

Baja visión

Esta condición dificulta la visión incluso cuando se usan lentes correctores o cualquier tratamiento estándar. La baja visión podría dificultar la actividad cotidiana.

Existen varios grados de baja visión. Hay personas que tienen dificultades para ver detalles finos o reconocer rostros y otras están limitadas a solo ver objetos a larga distancia.

Para la baja visión, algunos recomiendan el uso de lupas o lentes especiales para aprovechar al máximo la capacidad de ver. Por otro lado, este mal es producido por una serie de enfermedades causadas por la vejez como la degeneración macular.

Moscas volantes

Se tratan de diminutas manchas o hilos que en un principio son inofensivas y se producen a raíz de cambios normales asociados al envejecimiento en el vítreo (líquido gelatinoso que rellena la parte posterior de los ojos).

En el caso de que los cambios de las moscas volantes sean pocas o graduales, no hay de qué preocuparse.

Por el contrario, si la persona nota un incremento sobre la cantidad de manchas que aparecen en el campo de visión, es necesario hacerse una revisión con el oculista ya que, podría tratarse de algo más grave como desprendimiento de retina, por ejemplo.

Lagrimeo excesivo

También llamado “exceso de lágrimas”, sucede cuando la persona es sensible a la luz, el viento o cambios de temperaturas. Como ayuda, los anteojos para el sol pueden servir, como también el uso periódico de gotas para ojos.

En algunas situaciones, el lagrimeo excesivo en los ojos podría deberse a otro problema más severo como una infección.

Triquiasis

Esta es una enfermedad bastante común y muy relacionada con el envejecimiento. Es una condición generalmente adquirida, que responde a distintas causas, entre las más frecuentes se encuentra: la inflamación crónica del borde palpebral (blefaritis o meibomitis).

La persona que lo padece comienza a perder elasticidad en el párpado, provocando que las pestañas crezcan hacia la parte interna del ojo. Esto puede provocar que las pestañas comiencen a rozar la córnea o la conjuntiva (una fina capa que está en el interior de los párpados), generando así una molesta irritación, enrojecimiento, lagrimeo y sensibilidad a la luz.

En OftalmoSalud, contamos con especialistas en Blefaritis, que podrán ayudarte con esta enfermedad desde el momento en que es detectada en una Consulta Oftalmológica Integral.

Enfermedades de la vista en adultos mayores

Cataratas

Es el resultado de una descomposición de proteínas producida en el cristalino debido al envejecimiento. Este problema de la vista en el adulto mayor ocasiona una visión más borrosa o nublada.

Si el problema de cataratas interfiere con la vida cotidiana de una persona, es necesario acudir a una consulta oftalmológica para una revisión. Según el análisis, es posible someterse a una operación quirúrgica, cuyo objetivo es cambiar el cristalino nublado por uno artificial.

Glaucoma

Uno de los principales causantes de ceguera en personas mayores de 60 años es el glaucoma. Normalmente este problema ocular sucede cuando el líquido no logra drenarse correctamente, haciendo que poco a poco vaya acumulándose la presión ocular, provocando un daño en el nervio óptico.

Lo complicado del glaucoma es que es indoloro y sigiloso, de allí que en algunas partes es conocido como “ladrón silencioso de la vista”. Si no se interviene a tiempo, es posible que cause una pérdida considerable de la visión periférica y, en algunos casos, la ceguera total.

Desprendimiento de retina

Sucede cuando la retina pasa a separarse del soporte subyacente en la parte trasera del ojo. Conforme las personas envejecen, el vítreo o líquido gelatinoso del centro del ojo, comienza a sufrir cambios de texturas y se va encogiendo.

En algunos casos, esto provoca que la retina se desprenda. Dicho desprendimiento no duele, pero si se deja mucho tiempo sin tratar, puede provocar la pérdida ocular total.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es un problema de visión por diabetes. Esta enfermedad va desarrollándose poco a poco, siendo muy difícil detectar las primeras señales.

Si eres una persona con diabetes, debes asegurarte de hacer revisiones una vez al año con tu oftalmólogo. El proceso básico es realizar un examen con la pupila dilatada para obtener un diagnóstico.

Por supuesto, es necesario mantener una dieta saludable baja en azúcar, ya que esta simple acción podría prevenir la retinopatía diabética o, por lo menos, retardar su progreso.

Degeneración macular asociada a la edad

Este problema ocular va muy relacionado con la edad y podría dañar la visión aguda necesaria para visualizar objetos de manera clara o hacer tareas comunes como leer un libro.

Para su detección, se realiza un examen con pupila dilatada. El oftalmólogo encargado deberá detectar señales de degeneración macular.

Con algunos suplementos dietéticos, es posible disminuir la probabilidad de daño por esta enfermedad.

Causas de los problemas visuales en el adulto mayor

La principal causa del desarrollo de una enfermedad ocular en el adulto mayor es el descuido sobre la salud visual. Después de los 40 años, es necesario que visites a un oftalmólogo para ser sometido a un examen completo de los ojos con dilatación de pupilas.

Son muchas las enfermedades de los ojos que no presentan síntomas. Por lo que un examen de la vista con dilatación de pupilas sí que podría detectarla a tiempo.

Otras causas de problemas de la vista en el adulto mayor están asociadas a los malos hábitos. Cuando eres adulto mayor, es imprescindible comenzar a tomar medidas sobre tus hábitos o rutinas para prevenir posibles enfermedades.

Consejos para evitar problemas de la vista en el adulto mayor

Definitivamente, con el avance de la edad, estás más propenso a padecer cualquier enfermedad. En ese sentido, es importante someterse a exámenes de los ojos con regularidad.

Para personas mayores de 65 años, es recomendable acudir a exámenes oculares de manera anual. En este tipo de exámenes, el profesional aplicará unas gotas en los ojos para dilatar las pupilas. De esa manera, podrá revisar el interior de los ojos fácilmente y detectar posibles daños.

En la actualidad, es la única forma de detectar problemas o enfermedades en los ojos que son casi invisibles hasta el punto de no mostrar síntomas.

Además, recuerda mantener una alimentación balanceada, realizar ejercicios o caminatas diarias, usar lentes de sol y evitar sobreexigir a tu vista, como por ejemplo, leer con poca luz.

Todavía estás a tiempo. Agenda tu próxima consulta oftalmológica en OftalmoSalud y prevé cualquier tipo de problema con la vista. Reserva tu cita o contacta con nosotros a través de WhatsApp. ¡Queremos que lleves una vida más placentera!

Noticias Relacionadas

Post Anterior

Diplopía o visión doble: causas y tratamiento

Post Siguiente

Las 7 enfermedades de los ojos más comunes

Iniciar chat
1
¡Reserva tu Cita 💬 !
Hola 😊 bienvenido(a) a la Clínica Oftalmosalud!
Por favor, indícanos tus datos para poder ayudarte:

- Nombre y Apellidos Completos
- Dni
- Correo electrónico
- ¿Cómo podemos ayudarte?